jueves, 25 de septiembre de 2008

La Pirólisis

La pirólisis es un sistema de autolimpieza muy avanzado que permite deshacer los restos de suciedad, para después retirarlos fácilmente sin que el usuario tenga que preocupase de limpiar el horno. Toda la suciedad queda desintegrada debido a las altas temperaturas que llega a alcanzar el horno durante el proceso. Esta exhaustiva limpieza por pirólisis consigue siempre resultados uniformes, llegando a cada rincón de la cavidad del horno y garantiza que el siguiente cocinado sea más higiénico.


La Pirólisis carboniza las sustancias orgánicas a 500 ºC, convirtiéndolas en CO2 y agua, haciendo que se evaporen. De esta forma, convierte en ceniza las sustancias inorgánicas (fosfatos, carbonatos y sales). A esa elevada temperatura no sólo limpia, elimina además virus y bacterias: esteriliza. Debido a las altas temperaturas que alcanzan los hornos, incorporan varios sistemas de seguridad y aislamientos.

Los cuatro cristales de la puerta reducen la temperatura exterior para evitar riesgos de quemaduras ofreciendo la máxima seguridad.

Los nuevos hornos ofrecen incluso grados de limpieza pirolítica según las necesidades del consumidor. Además de la pirólisis normal, existe la función Pyro-Eco, es la función más corta, y es la recomendada para cuando el horno no está excesivamente sucio. La función Auto Pyro, es la función inteligente que propone la limpieza de forma automática cuando detecta que el horno está lo suficientemente sucio.