martes, 29 de marzo de 2016

Fregaderos Vintage, elegancia de un clásico en la cocina.

Ya la mayoría de la gente ya conoce el fregadero moderno, el más habitual... Y, aunque también tienen sus diferencias, bajo encimera o sobre encimera, de acero o de Silgranit, etc, son los que se colocan en casi todas las cocinas.

Pero, qué hay de esa cocinas que requieren algo especial, que optan por buscar una pieza única como fregadero, que realce el resto de la estancia. Pues también existe un producto más exclusivo y lo traemos para todo aquel que guste.


Hablamos de la colección de Chambord, un fabricante francés, que se inspira en el famoso castillo que lleva su nombre, para crear piezas de singular belleza. Cada fregadero esta pintado y decorado por un artesano, gracias a ello, consiguen una mezcla magistral de arte y calidad.

Chambord, cuenta con una serie de fregaderos de cerámica vintage, de diseños únicos, fregaderos de piedra, estaño e incluso de cuero. Aunque estos últimos, no han llegado a España aún.



Cuenta, por supuesto, con una serie de ventajas dignas de la distinción que representan.
Es altamente resistente a golpes, arañazos y a la temperatura. También a la luz, pues sus colores no se decoloran, incluso bajo el sol.

Particularmente higiénica. No altera el sabor o el olor de los alimentos, es un material antibacterial y fácil de limpiar. Tiene una superficie impenetrable, por lo que, limpiarlo con una esponja es suficiente para mantener un fregadero de cerámica limpio.

Tiene una alta durabilidad. Los fregaderos de cerámica, se conservan en excelentes condiciones y no se dañan con el tiempo. Incluso después de varios años, la cerámica mantiene su brillo y el fregadero se ve como nuevo.



Con Chambord, sin duda, conseguirás un aura de excelencia en la cocina, que refleja la sensación del lujo a la francesa.